Origen e historia de la tapa – Cultura

origen e historia de la tapa quién inventó la tapa

Hoy en día hablar de tapas es hablar de gastronomía. Y es que la denominada ‘tapa’ está presente de una manera u otra en los aperitivos a lo largo y ancho de nuestro país. Pero, ¿Quién inventó la tapa? ¿Cuál es el origen e historia de la tapa?.

Se suele argumentar que el origen etimológico de la palabra tapa viene de la costumbre antigua de tapar las copas y vasos de vino en las tabernas y mesones con un trozo de pan o con una rebanada de jamón, para impedir que entrasen moscas y mosquitos, o que se depositase polvo en el interior.

Historia y origen de la Tapa

Pero hay varias teorías y versiones acerca del origen e historia de la tapa.

¿Quién inventó la tapa?

Una de las más conocidas se remonta a la Edad Media, cuando el Rey Alfonso X (Alfonso X el Sabio) reinó en el siglo XIII. Al parecer, debido a una enfermedad se vio obligado a tomar unos sorbos de vino por prescripción facultativa. Así, para evitar los efectos del alcohol, tomaba pequeños bocados entre horas para acompañar a la bebida. Después de recuperarse, dispuso que los mesones de Castilla debían servir el vino acompañado de una pequeña ración de comida. Mediante esta medida también se protegía a los comensales de los efectos del alcohol.

Otra leyenda nos cuenta que durante la época de la monarquía de los Reyes Católicos, debido a la ingesta de grandes cantidades de cerveza y vino, los carreteros a la salida de la taberna tenían muchos accidentes, y los dueños de la taberna se vieron obligados a servir vino o vasos de cerveza con una pequeña ración de comida. Consiste en un plato con algo de comida fría, ya sea jamón, queso o lo que tenga a mano el hotelero. Los carreteros debían terminar su comida primero para poder quitar la tapa y beber el vino o la cerveza. Esta medida tenía como objetivo acabar con los accidentes de los carreteros y asegurarse de que salían lo menos ebrios posible de la taberna.

Un tercer cuento popular dice que el sobrenombre de “tapa” surgió cuando los Reyes Católicos, yendo de visita a Cádiz, pararon en el camino desde la Isla de León (hoy en día San Fernando). En la taberna en la que pararon, había un día de fuerte viento conocido en Cádiz como ‘viento de levante’ que hacía que entrara arena en la copa. Por este motivo, Fernando II de Aragón pidió que, mediante una loncha de algún embutido que tuviese el tabernero, se tapase su vaso de vino. Así lo hizo el tabernero, cubriendo el vaso del monarca con un pedazo de queso, diciendo estas palabras: “Aquí tiene su tapa, majestad”. Esto se convirtió en poco tiempo en una costumbre en las tabernas españolas, sobre todo en verano, ya que el clima cálido propiciaba la aparición de moscas en una época en la que la higiene era deficiente.

En algunas zonas del norte de España la tapa también es conocida como ‘pincho’. Cervantes en El Quijote, llamaba a las tapas ‘llamativos’ y Quevedo ‘aviso’ o ‘avisillo’.

La Real Academia Española denomina a la tapa dentro del contexto gastronómico como “Pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida.”


También te puede interesar: