. . .

Cómo quitar manchas de vino tinto, trucos.

trucos quitar manchas vino tinto

Quitar manchas de vino tinto es fácil siguiendo estos trucos naturales.

Cómo quitar manchas de vino tinto.

Depende del lugar dónde te encuentres será más fácil utilizar alguno de estos trucos para quitar las manchas de vino tinto. Muchas veces nos encontramos en una importante celebración fuera de casa y es más complicado echar mano de alguno de los siguientes remedios. Aunque no quites la mancha al 100% siempre ayudará a reducir la mancha inicial y facilitar el posterior tratamiento.

En todos los casos es importante absorber el exceso de vino en el momento de producirse la mancha. Para ello es clave absorber el exceso de vino con una servilleta de papel presionando suavemente sobre la mancha, nunca frotando ya que podríamos extenderla.

5 Trucos para quitar manchas de vino

 

  1. Sal.

    La sal ayuda a absorber rápidamente la humedad del vino. Aunque no quitará la mancha por completo ayuda a ello y su posterior lavado. Es importante no tener la sal sobre el tejido durante mucho tiempo ya que podría dejar la mancha con más fuerza. Retira la sal y lava de forma habitual.

  2. Bicarbonato sódico.

    Es un método tradicional y también muy utilizado por nuestras abuelas. El procedimiento es crear una mezcla de agua y bicarbonato hasta formar una pasta. Aplicar en la zona manchada y dejar unas 3 horas para que haga su efecto y sin que se reseque. Al final lavar de forma normal con el detergente habitual.

  3. Vino blanco.

    Blanco sobre tinto dicen. La zona manchada con vino tinto empaparla de vino blanco. Eso hará que los taninos blancos contrarresten los taninos del vino tinto. Con un paño limpio y humedecido con vino blanco aplicar leves golpes sin restregar. Poco a poco la mancha de vino se irá reduciendo. Finalmente aplicar un lavado con agua y jabón de forma habitual.

  4. Agua oxigenada y detergente.

    Para utilizar este truco es recomendable mezclar a partes iguales el detergente y el agua oxigenada. La mezcla se la echamos sobre la mancha de vino y dejamos actuar unos minutos. Veremos como poco a poco hace su efecto reduciendo la mancha. Posteriormente se lava la prenda como de costumbre.

  5. Lejía.

    Todos conocemos el uso de la lejía. Puede ser un método agresivo y sólo para prendas blancas. No es del todo recomendable por que podrías estropear la prenda, aunque cuando la prenda ya casi la das por perdida éste podría ser el remedio mágico. Introducir la prenda en un recipiente con lejía, dejar durante 10 minutos y lavar con agua caliente.

 

En algunos casos se recomienda aplicar el truco en una zona no visible de la prenda si hablamos de algún jersey, camisa o similar para evaluar su efecto.

Ahora no tienes excusa para brindar con vino y disfrutar de una noche romántica o con amigos. La mancha es lo de menos, lo importante es el momento! 😉

 

 


 

También te puede interesar:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.