miércoles, julio 17, 2024

Top 5 This Week

Related Posts

7 cócteles de vino blanco para el verano

Los cócteles de vino blanco son principalmente para el verano, así como la buena vida y disfrutar de cada momento. En una época en la que disfrutamos más de nuestros momentos de ocio y nuestro descanso, se hace necesario hacer una parada y disfrutar de una bebida refrescante.

No todo es cerveza y combinados, el vino tiene infinidad de variantes que unido a una pequeña imaginación, hará que creemos un sinfín de refrescantes cócteles que podremos ir adaptando a nuestro gusto.

A continuación os dejamos la idea de varios cócteles para este verano hechos con vino blanco.

7 cócteles de vino blanco para el verano

Bicicletta

Conocido cóctel italiano, muchas veces utilizado en los aperitivos y que requiere de dos de las bebidas más populares del país vecino: vino blanco seco (por ejemplo Sauvignon Blanc o Pedro Ximénez) y Campari, una bebida alcohólica de grado medio, tonificante y refrescante de característico color rojo y sabor amargo.

Su elaboración es muy sencilla, mezcla ambas bebidas a partes iguales, añade gaseosa blanca al gusto y decora con dos rodajas de naranja. Un combinado refrescante con un toque de amargor que lo hace diferente.

Albariño Ment Julep

El ‘ment julep’ es por sí un cóctel alcohólico típico del sur de Estados Unidos que se hace tradicionalmente con cuatro ingredientes: menta, bourbon, azúcar y agua.

En este caso para la variante Albariño Ment Julep cuyo origen también es americano, es simplemente combinar el vino blanco de la variedad Albariño junto con un poco de crema de peché sobre hielo picado y decorar la bebida con unas hojas de menta o hierbabuena, así de fácil.

Blanco de verano

Siempre hablamos de tinto de verano, pero, ¿Qué pasa con el blanco de verano? Una receta alternativa más refrescante y afrutada que el propio tinto de verano. El frescor del vino blanco unido al refresco gaseoso con el que se acompañe nos dará unos toques y aromas a manzana, menta y limón muy interesantes.

Para su elaboración elegimos una botella de vino blanco, a poder ser variedades como la Verdejo, la Chardonnay o la Sauvignon Blanc, de refresco una gaseosa blanca o gaseosa de limón, le picamos trozos de manzana y acompañamos por último de forma opcional con vermut blanco y menta o hierbabuena.

Sauvignon blanc punch

Otro cóctel atrevido y refrescante elaborado con una variedad de vino blanco específica, la Sauvignon blanc. En esta elaboración entre en juego la también conocida bebida Aperol.

La combinación se basa en unas tres cuartas partes de vino blanco, una cuarta parte de Aperol, una cuarta parte de zumo de limón natural y fruta picada. Además le podemos añadir fruta en trozos como por ejemplo la manzana.

Coctel de sandia

Sólo con pensarlo ya nos apetece darle un trago. Cóctel con vino blanco super refrescante para los días calurosos de verano.

Fácil de elaborar y fácil de beber por su suavidad. Seleccionamos una sandia mediana, eliminamos la corteza e introducimos el fruto en una licuadora. Al resultado le añadimos media botella de vino blanco y la misma cantidad de gaseosa blanca. Ya está, no tiene más misterio. Se recomienda beberlo a temperatura muy fría, y también acompañarlo con unos trozos de sandía.

Whitetonic

Sí, en vez de gin tonic, un white tonic, pero de los buenos, de los premium. Su elaboración es tan sencilla como poner en una copa de balón unos cubitos de hielo, echar el vino blanco a nuestra elección y nuestra tónica preferida. Importante que la tónica se vierta muy fría y despacio para no romper la burbuja. Removemos despacio para que la mezcla sea uniforme y por último añadiremos como decoración una rodaja de naranja o unas cáscaras de limón y cardamomo. ¿Qué te parece? No me digas que no tiene buena pinta.

Coctel de fresas y vino blanco

No podíamos dejar de lado un coctel en el que las fresas sean protagonistas. Frutas que se asocian al buen tiempo y al bienestar. De hecho, poseen propiedades depurativas, son antioxidantes y además tienen un punto afrodisíaco.

Su elaboración es sencilla, sólo tenemos que introducir en la batidora unas cuantas fresas frescas bien lavadas junto a una cucharadita de azúcar y batirlo. Después, hay que coger un vaso bien frío y añadirle hielo picado. Sobre esta mezcla verter 10cl de vino blanco (Verdejo, Albariño, Airén, Sauvignon blanc …) y añadir las fresas trituradas del paso anterior. Por último, se remueve todo y se le añaden 15cl de agua con gas y una rodaja de naranja para decorar.

¿Qué te han parecido estos 7 cócteles de vino blanco? Infinidad de combinaciones, todo depende de tu imaginación.


También te puede interesar:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Popular Articles