SmartLabels, etiquetas inteligentes para el vino

etiquetas inteligentes vino

SmartLabels es una iniciativa que tiene como propósito desarrollar y testar nuevas tecnologías de impresión para la fabricación de etiquetas inteligentes contactless.

En el proyecto se aplican tecnologías de electrónica impresa NFC y códigos bidimensionales con tintas invisibles. Su desarrollo permitirá a las empresas del sector vitivinícola evaluar los beneficios y viabilidad de integrar estas tecnologías en los procesos productivos de las bodegas para poder realizar un control más exhaustivo de la trazabilidad de sus productos. El uso de este tipo de etiquetas inteligentes en packaging alimentario permitirá mejorar aspectos como la trazabilidad, la autentificación, la monitorización o el marketing.

Hoy en día, los envases alimentarios, fuera de los envases activos e inteligentes, tienen 4 funciones: higiénica, conservativa, de transporte y de información al consumidor.

El smart packaging

Los envases inteligentes pueden aportar diferentes tipos de funcionalidades a productos alimentarios. Principalmente, las empresas líderes están incorporando los envases inteligentes con las siguientes funcionalidades: i) Inventario y gestión del ciclo de vida; ii) Integridad del producto; y iii) Experiencia del usuario.

La implementación de un sistema de seguimiento avanzado requiere la introducción de innovaciones tecnológicas en cada paso de la cadena de valor. Actualmente se están aplicando en el mercado dos tecnologías principales de identificación automática: identificación por radiofrecuencia (RFID) y comunicación de campo cercano (NFC).

Etiquetas inteligentes en el vino

Proporcionar autenticación de productos para productos premium: Maureen Downey, una autoridad líder sobre vinos falsificados, estima que el 20% de todo el vino fino comercializado es falsificado. En el caso de artículos de primera calidad, la prueba autorizada de la autenticidad y procedencia de un producto en el comercio minorista puede brindar a los consumidores la seguridad adicional que necesitan para realizar una compra. Las marcas pueden usar etiquetas NFC avanzadas para agregar una capa adicional de protección, como firmas digitales o incluso cifrado a bienes de mayor valor. Algunas implementaciones también pueden usar derechos de acceso para etiquetar contenido (por ejemplo, datos de producción) para usuarios autorizados con lectores dedicados, como inspectores de marca o personal minorista. Para requisitos de seguridad más rigurosos, las etiquetas NFC están disponibles con funciones avanzadas que admiten una autenticación más sólida.

Un ejemplo de etiqueta interactiva de vino fue Vigneti Massa que lanzó un conjunto de vinos añejos que incorporaban tecnología NFC, llevando a los consumidores información sobre dónde se elaboraron los vinos, los viñedos en los que se cultivaron las uvas, las notas de cata, así como reseñas detalladas de expertos. Cada botella se puede verificar utilizando tecnología blockchain y con un código de identificación único.

Por otro lado la marca de vino Böen (USA) introduce la tecnología NFC en las tapas de sus botellas de vino. Los consumidores podrán acceder a información exclusiva de Böen leyendo la tapa de la botella con su smartphone, lo que los lleva “Böen Farmhouse” para ver “entre bastidores” cómo se elabora el vino y las combinaciones de alimentos, sin tener que descargar una aplicación.

Realidad aumentada en el vino

Otros ejemplos de envases interactivos en sector de bebidas es la realidad aumentada. La realidad aumentada (AR) ha abierto las puertas a bodegas y marcas para posicionar sus vinos en el mercado con un método único de branding y storytelling.

contactless vino etiqueta inteligente

En 2017, Treasury Wine Estates de Australia lanzó la marca de vinos 19 Crimes, que creó una experiencia de AR extraordinariamente exitosa para acompañar a cada una de sus botellas de vino. Todo el concepto detrás de la marca 19 Crimes es que los prisioneros británicos fueron enviados a Australia por cometer uno de los 19 delitos diferentes, y cada estilo de vino presenta a un prisionero diferente. Por lo tanto, cuando se descarga la aplicación AR y se apunta la cámara del móvil a la etiqueta del vino, los presos se animan y cobran vida, contando su historia con sus propias palabras. Basado en ese éxito inicial, Treasury Wine Estates ha lanzado su plataforma AR única para aún más marcas de vino en su portafolio.

Otras marcas también han integrado AR en sus vinos. Por ejemplo Rabble Wine Company, con sede en Paso Robles, ha creado experiencias de AR únicas que ayudan a contar la historia de la marca e involucrar a los clientes de nuevas formas. Unos vinos remiten al consumidor a la historia de un cometa que golpeó la ciudad de Florencia; otros a la historia de la erupción del Vesubio en la ciudad de Pompeya. En última instancia, la realidad aumentada trata de impulsar el compromiso con los consumidores, convertir a los consumidores de vino en fans de su marca y
encontrar nuevas formas de destacar en un mercado muy concurrido.

Fuente: Informe Smartlabels.